Usos y diferencias del lasur, barniz y aceite de teca

 En Maderas

Por más que amemos la madera sabemos que es un material que requiere un cuidado muy específico. Aunque hoy en día eso apenas es una desventaja ya que, con los materiales adecuados, podremos disfrutar de nuestra madera por muchos años y en el mejor estado. Los productos más usados son el lasur, el barniz y el aceite de teca, los tres protegen y decoran la madera. En el blog de hoy os explicaremos las diferencias principales y os indicaremos cuándo usar cada producto.

¿Qué es el lasur?

El lasur destaca en la protección de maderas en exteriores, debido a su composición. Está compuesto por resinas flexibles que penetra a lo más profundo de la madera, por lo tanto, no se queda en la superficie. De esta manera deja que la madera transpire, lo que la prepara para poder sobrellevar las diferentes circunstancias meteorológicas.

Al no quedarse en la superficie de la madera facilita su mantenimiento, ya que no genera el típico descascarillado o agrietamiento debido al sol. Por lo que volver a echar el producto es muy sencillo, basta simplemente con una limpieza de la superficie.

Lasur, barniz y aceite de teca

¿Qué es el barniz?

El barniz a diferencia del lasur, deja una capa superficial, que dependiendo de los componentes del barniz tendrá unos usos u otros. Sirve tanto para la protección como la decoración de la madera.

Si el barniz es elástico y con filtros solares, será recomendado para usos en el exterior. Ya que la elasticidad evita cuarteamiento o cualquier daño producido por el sol. Para este uso hay que asegurarnos que nuestro barniz sea específico para ello.

Sin embargo, el uso principal del barniz es para maderas de interiores. Debido a que mantiene los poros cerrados, impidiendo que nada penetre hacia el interior de la madera. Lo que es muy útil para interiores ya que facilita su limpieza. Además, la película que se forma realza la naturaleza de la madera, pero a la vez dejando un acabo liso.

 ¿Qué es el aceite de teca?

El aceite de teca se utiliza especialmente en maderas tropicales (como teka, ipé, iroko entre otras). Estas maderas se usan principalmente para muebles o tarimas de exteriores, debido a que, al ser maderas tropicales, tienen una gran resistencia contra hongos y humedades. Es muy común encontrarla rodeando piscinas. El aceite de teca nutre este tipo de maderas para que no pierda sus cualidades naturales.

Por lo tanto, ya hemos visto los diferentes usos para los principales protectores del mercado, cada uno recomendado para diferentes circunstancias.

Desde Miña queremos que sepas proteger tus maderas para que tengan el mismo aspecto desde el primer día.

Artículos recomendados
Tener parquet con perros y gatos